Seguro para autocaravana o camper: la opción mejor para ti

El reconocimiento de los viajes en vehículos recreativos, como las autocaravanas o las furgonetas camper, está impulsada por la sensación de seguridad que brinda a los pasajeros. La demanda de esta clase de automóviles es cada vez más esencial, incluso antes de la pandemia del Coronavirus.

Este incremento del interés por el planeta del caravaning como forma de viajar, tanto con autocaravanas como con campers, tuvo un gran despegue en el último año por la seguridad que aportan en oposición al Coronavirus y por permitirnos disfrutar de momentos idílicos al lado de la naturaleza.

Este género de vehículos tienen el beneficio de dejarnos viajar sin prisas, al ritmo que queramos y disfrutar de los días y las noches en los lugares que nos apetezca en todos y cada momento.

Es muy importante tomar en consideración que, para lograr disfrutar de nuestro vehículo en estupendas condiciones y no tener imprevistos desapacibles, es necesario contar con un óptimo seguro de viaje una vez se ha comprado una autocaravana o una furgoneta camper, tanto si es novedosa como de segunda mano.

En este sentido, lo ideal es tener un seguro para autocaravana que te ofrezca las mayores garantías. No obstante, cada individuo tiene unas pretensiones y condiciones diferentes. Por esta razón, hay seguros para cada caso concreto para que la póliza cubra únicamente lo que necesitamos y el valor se ajuste al presupuesto que cada individuo tenga planificado.

Coberturas básicas de los seguros para autocaravana

Existen unas coberturas básicas para las autocaravanas o las furgonetas camperizadas y unas coberturas que son opcionales. De esta manera podemos configurar nuestra póliza según la vayamos necesitando.

Las coberturas básicas de los seguros para autocaravanas o campers son las siguientes:

  • Compromiso Civil Obligatoria: cubre las lesiones y los daños materiales provocados a terceros en caso de un accidente en el que hayamos tenido la culpa. Los límites de la Responsabilidad Civil Obligatoria vienen establecidos por ley y cubre hasta un máximo de 70 millones de euros en caso de daños a personas y hasta un máximo de 15 millones de euros en caso de daños materiales en automóviles y recursos.
  • Responsabilidad Civil Facultativa: radica en una ampliación de póliza que cubre los daños que superen la cuantía máxima impuesta por ley para abonar los costos de otros ante un incidente.
  • Defensa Jurídica: cubre los costos judiciales de los siniestros que hayan ocurrido.
  • Asistencia en carretera: se encarga de la asistencia en carretera en caso de inmovilización del vehículo debido a fallo, pinchazo o accidente. Es crucial contar con una asistencia desde principio y asegurarnos de que queda cubierta la repatriación desde el extranjero, tanto del vehículo como se sus ocupantes.
  • Lunas: cubre la reparación o sustitución de todos y cada uno de los cristales, ventanas y claraboyas, tanto de plástico, como de cristal y de metacrilato.
  • Incendio: es la cobertura que se da por los daños provocados en caso de un incendio en la autocaravana, tanto total como parcial.
  • Hurto: cubre el coste del robo del vehículo o de cualquiera de sus componentes, declarados en la póliza.
  • Daños propios: los daños propios quedan cubiertos en las pólizas a todo peligro y cubren todos los daños causados por el asegurado o asegurada a su vehículo y asimismo los daños por terceros sin identificación. Este tipo de daños pueden ser cubiertos con o sin franquicia, dependiendo del tipo de seguro.

Existen otras coberturas adicionales que se pueden escoger, en relación el tipo de seguro, que cubren otros aspectos como la asistencia jurídica, la responsabilidad Civil de la carga, la retirada del carné de conducir o tener un vehículo de sustitución en el caso de siniestro.

Como cada individuo tiene unas pretensiones diferentes, lo mejor es hablar con la agencia compañía de seguros a fin de que configure tu póliza para que cubra todo aquello que precises.

Otros Planes Relacionados: